CUENTAN DE UN SABIO QUE UN DIA TAN POBRE Y MISERO ESTABA QUE SOLO SE ALIMENTABA DE UNA YERBAS QUE RECOGIA… HABRÁ OTRO PENSO ENTRE SI, MAS POBRE Y MISERO QUE YO??  Y LA RESPUESTA HALLO CUANDO EL ROSTRO VOLVIO Y VIO QUE OTRO SABIO RECOGIA LAS YERBAS QUE EL ARROJABA ….

 

AVECES NOS QUEJANOS MUCHO… PERO HAY QUIENES A PESAR DE LAS ADVERSIDADES VIVEN LA VIDA LLNOS DE FELICIDAD.

Anuncios