Iliana Hernández García en su ensayo imagen numérica y creaciones electrónicas  nos habla de algo muy interesante, la imagen numérica, el mundo que encierra todo esto, su estética y esa interactividad que permite entre, el espectador quien es también el explorador y lo observado, la obra. La imagen numérica permite hacer esa conexión que no es posible ni con la fotografía, ni con el cine. Son calculadas a través del computador y capaces de interactuar o dialogar con aquel que las crea o aquel que las observa, cada objeto numérico reacciona con y por los otros objetos así como con el usuario[1].

A cada objeto se le atribuyen unas especies de comportamientos, que también nos permite conocer al artista ya este le da cualidades que sin darse cuenta terminan pareciéndose a él; permitiendo además un intercambio de mensajes entre ellos y el explorador por esto se le considera un sistema masivo con autonomía, porque va mas allá de la simple relación instrumental o de uso, y permite una dinámica con el usuario.

Todo esto posible atreves de códigos numéricos, razonamientos lógicos y por supuesto de arte; están estos códigos que forman la imagen  numérica, que no pueden estar allí por simplemente azar, si no que se les impregna un orden lógico como en el túnel al atlántico, y esta por ultimo pero no menos importante el arte, que es plasmado por un artista y que de alguna forma  refleja la personalidad de este.

Preguntémonos entonces, si ¿hay un nuevo tipo de relación entre el autor, la obra y los receptores?, si, es esa interactividad que permite la imagen numérica, donde hay múltiples realidades, realidades perceptivas como lo dice Iliana; esta la obra, o el objeto creado por un artista, el autor; que quiere dar a conocer a los demás su forma de pensar, su arte, y está el receptor, que a su vez se convierte como ya he dicho en el operador, en donde se identifica de una u otra forma con el artista, es el receptor quien va a ejecutar y a leer a su modo la obra, es el quien decide hacia dónde ir como en  la ciudad legible de Jeffrey Shaw.

Comprender la esencia de la imagen numérica no es tan difícil como parece, solo es que abramos nuestras mentes y nuestra imaginación un poco más allá de lo que simplemente nos muestra una pantalla, sino mas bien adentrarnos en una variedad de mundos y experimentar nuevas posibilidades de vidas.  

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

Imagen numérica y creaciones electrónicas, Iliana Hernández García.


[1] Imagen numérica y creaciones electrónica , Iliana Hernández García

Anuncios